Lun. Abr 15th, 2024

La actriz estadounidense Kristen Stewart pidió normalizar las imágenes que representan una sexualidad no normativa este domingo en la Berlinale, donde presenta fuera de competición ‘Love lies bleeding’, días después de aparecer en una provocadora portada de la revista ‘Rolling Stone’.

“La existencia de un cuerpo femenino que irradia algún tipo de sexualidad no diseñada o deseada exclusivamente por hombres heteros es algo con lo que lo que la gente no está muy cómoda”, señaló, por lo que se declaró “muy contenta” con la sesión de fotos, en la que posa con unos calzoncillos masculinos en los que se mete la mano.

Que este tipo de fotografías todavía escandalicen “es algo generalizado, está en todas partes y es algo que se está rebatiendo”, criticó la actriz, que está comprometida con su compañera de profesión Dylan Meyer, y señaló que por ello deberían difundirse más imágenes así.

Lamentó además que las entrevistas a artistas mujeres sean en general “prescriptivas”, girando en torno a la idea del “empoderamiento” femenino, ya que ello sirve para que “todos estén más cómodos con el hecho de que hayamos estado tan oprimidas”.

En relación al filme que protagoniza, dirigido por la británica Rose Glass (‘Saint Maud’, 2019), la actriz explicó que su personaje forma parte de la gente “a la que normalmente no escuchamos, a la que no miramos”, una mujer “débil” que se halla “atrapada y paralizada”.

“Es alguien que ha internalizado tanta misoginia, pero que a pesar de eso no quiere ser de los malos, quiere ser de los buenos”, explicó sobre la figura de Lou, encargada de un gimnasio que se enamora de la culturista adicta a los anabolizantes (Katy O’Brian), a la vez que se ve obligada a lidiar con un padre criminal interpretado por Ed Harris.

El filme combina elementos de ‘thriller’, ‘road movie’, misterio y violencia a lo Quentin Tarantino, aunque también grandes dosis de romance, todo ello con el telón de fondo de los desiertos de Nuevo México a finales de los años ochenta.

Con ‘Love lies bleeding’, Stewart regresó a la Berlinale por segundo año consecutivo después de ser en 2023 la presidenta del jurado internacional que concede los Osos de Oro y de Plata.

En la rueda de prensa, la actriz alabó un festival “muy guay”, que siempre está dispuesto a examinar películas “que podrían no tener mucho éxito comercial” y que al mismo tiempo “se posicionan y levantan ampollas”.

En este contexto, destacó, encaja una cinta que es crítica con la percepción preponderante en Estados Unidos del ‘querer es poder’, que según dijo no siempre es cierta, y con la adicción a la “afirmación extrema” y la necesidad de ser siempre el ganador.

Stewart, que saltó a la fama con la saga adolescente ‘Crepúsculo’ (2008-2012) se hizo después un nombre en el cine independiente y de autor (‘Viaje a Sils Maria, 2014), se estrenó como directora de cortometrajes en 2017 e recientemente interpretó a Lady Di en el biopic ‘Spencer’ de Pablo Larraín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *