«LOS 18 CENTÍMETROS» DE LETICIA SABATER

Madrid, España. Puestos a destacar la vía vocal y melódica era complicada y había mucha competencia, así que Leticia Sabater, en su empeño incomprendido por triunfar en el mundo de la música buscó una alternativa y encontró lo que podríamos definir como electroporno, una variación capaz de elevar por comparación la calidad del electrolatino.

La expresentadora de «A mediodía, alegría» acaba de lanzar otro de sus temas pretendidamente musicales, titulado 18 centímetros Papi, en el que la temática es de puro índole sexual y en la que las metáforas son cada vez menos sutiles. Antes fueron El pepinazo, La Salchipapa, El polvorrón, Tukutú… canciones en las que, además de hacer apología del consumo de hachís, se dedica a cantarle a las relaciones sexuales tal y como Leticia Sabater parece entenderlas, siempre acompañados de videoclips de una factura casera y libre de las ataduras del buen gusto. En 18 centímetros Papi la presentadora vocaliza versos como «eres mi microondas / ya estoy caliente», «quiero sexo en la playa / prende un porrito pa’ volar /meteme ficha y lo que opinen los demás / bla bla bla» o un empoderado mensaje que dice «esta noche yo decido / hora y lugar pa’ chingar», para acabar con un sutil «dame tus 18 centímetros papi / que cuando me la metes / me moja». Aún hay versos menos sutiles que incluyen palabras como «mayonesa» y que se hacen suficientes para culminar el nacimiento del género ‘electroporno’. En el vídeo de este single aparece la pretendida cantante con diversos modelos que incluyen ropa hecha con billetes falsos, biquinis cibernéticos y otros looks que dejan a la vista sus recientemente adquiridos abdominales.

Por otro lado, la presentación en sociedad de este single ha levantado el cachondeo en redes sociales, pues Leticia Sabater colgó la «portada» del «nuevo temazo veraniego», una foto en la que aparece ella desnuda, tapada por pétalos de rosa a lo American Beauty y con unas letras encima puestas con algún tipo de editor de imagen de calidad discutible y mérito artístico escaso.